😂 Tipos de detectores de humo y su funcionamiento

Los detectores de humo son artículos domésticos comunes que le mantienen a usted y a su familia a salvo, ya que le alertan de la presencia de humo en su casa. Para detectar el humo, los detectores de humo por ionización utilizan una pequeña cantidad de material radiactivo, el americio-241.
Los detectores de humo por ionización utilizan el americio como fuente de partículas alfa. Las partículas alfa de la fuente de americio ionizan las moléculas de aire. Esto hace que algunas partículas se carguen positivamente y otras negativamente. Dos placas cargadas dentro del detector de humo por ionización generan un flujo de iones con carga positiva y negativa. El detector de humo provoca el flujo constante de iones cuando el humo se rompe.
Las partículas alfa son muy pesadas y no pueden volar muy lejos. Una capa tan fina como una capa de células muertas de la piel las cubrirá. Los detectores de humo por ionización tienen una pequeña fuente de americio cubierta por una lámina y un revestimiento de cerámica que impide que las partículas alfa pasen más allá del detector de humo. Gracias a este aislamiento, cuando se trata correctamente, el detector de humo no supone un riesgo de radiación para la salud.

🔊 ¿por qué comprar detector de humo ionico?

Un dispositivo que detecta el humo, normalmente como indicación de incendio, es un detector de humo. Como parte de un sistema de alarma contra incendios, los detectores de humo comerciales emiten una señal a un panel de control de alarma contra incendios, mientras que los detectores de humo domésticos, también conocidos como alarmas de humo, suelen emitir una alarma sonora o visual desde el propio detector o desde varios detectores si están interconectados.
Los detectores de humo están alojados en carcasas de plástico, normalmente con forma de disco de unos 150 milímetros de diámetro y un grosor de 25 milímetros, pero difieren en forma y altura. Es posible distinguir el humo de forma óptica (fotoeléctrica) o por funcionamiento físico (ionización). Los detectores pueden utilizar cualquiera de los dos métodos de detección, o ambos. En los lugares en los que está prohibido fumar, se pueden utilizar alarmas sensibles para identificar y disuadir a las personas que fuman. En los grandes edificios comerciales e industriales, los detectores de humo suelen estar conectados a un dispositivo central de alarma de incendios. Los detectores de humo domésticos van desde dispositivos individuales alimentados por pilas hasta múltiples unidades interconectadas con pilas. Si alguno de ellos detecta humo, todas las alarmas se activarán con las unidades interconectadas aunque se haya ido la luz de la casa.

🏅 Ofertas de última hora para detector de humo ionico online

Los detectores de humo son uno de esos grandes inventos que no cuestan prácticamente nada gracias a la producción en masa. Por tan sólo 7 dólares, se puede conseguir un detector de humo. Y aunque sólo cuestan un poco, cada año, los detectores de humo salvan miles de vidas. De hecho, se recomienda que haya un detector de humo por piso en cada casa.
Todos los detectores de humo están formados por dos componentes básicos: un sensor de detección de humo y una bocina electrónica muy ruidosa para despertar a la gente. Los detectores de humo funcionan con una pila de 9 voltios o con una corriente doméstica de 120 voltios.
En ocasiones, usted entra en una tienda y, al llegar al umbral, suena una campana. También encontrará, si se fija, que se utiliza un detector de haz de luz. Hay una luz (ya sea una luz blanca y una lente o un láser de baja potencia) cerca de la puerta en un lado de la tienda, y en el otro lado hay un fotodetector que puede “ver” la luz.
Lo bloquea al cruzar el haz de luz. La falta de luz es detectada por el fotodetector y se activa un timbre. Puedes imaginar que un detector de humo podría funcionar como este mismo tipo de sensor. La campana se activaría si hubiera suficiente humo en la tienda como para bloquear el haz de luz lo suficiente. Pero aquí hay dos problemas:

😁 Últimas ofertas de detector de humo ionico

Dos veces al año, cambias las pilas de tus detectores de humo y los pruebas cada mes. Pero, ¿sabe qué tipo de detectores de humo tiene? O, ¿que puede suponer una diferencia tener un tipo sobre otro?
Según la Asociación Nacional de Seguridad contra Incendios, la primera forma de detector de humo, los avisos de ionización, suelen ser más sensibles a un fuego ardiente (por ejemplo, cuando una vela encendida se vuelca y enciende una cortina) (NFPA). Para ayudar a detectar el humo en el aire, estas alarmas utilizan “iones”, o partículas cargadas eléctricamente.
El segundo tipo de detector de humo es el fotoeléctrico, que utiliza un haz de luz para ayudar a detectar la presencia de humo. Según la NFPA, estos tipos de alarmas son más eficaces cuando el fuego se origina en una fuente humeante, como un cigarrillo encendido que cae sobre un cojín del sofá. Antes de que se produzca un incendio, los fuegos latentes pueden llenar la casa de gases peligrosos.
¿Qué alarma elegir, entonces? Aunque todos los tipos de detectores de humo están diseñados para ayudar a detectar cualquier incendio doméstico, independientemente de su origen, cada tecnología tiene sus ventajas y, dependiendo del origen del incendio, puede proporcionar una alerta más temprana que la otra.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad